Showing Doñana since 1990

services

european nightjar perched on a branch

El chotacabras, la más desconocida de nuestras aves

Por José Antonio Sánchez Iglesias

Publicado en

El nombre de chotacabras o chupacabras proviene del hecho de que habitualmente los rebaños de ganado levantaban a estas aves posadas en sus terrenos de pasto, haciendo creer a los pastores que mamaban de las cabras. Estas extrañas aves nocturnas de enorme boca, largos bigotes  y ojos tristes comienzan a retornar de sus cuarteles de invierno en África a mediados de Abril, aunque la mayoría de ellos lo hacen en la primera quincena de Mayo. De manera ocasional tenemos la suerte de tropezarnos con uno de ellos en paso por nuestras marismas, como el chotacabras europeo que os enseñamos en estas fotos, que no se quedará con nosotros, sino que continuará camino hacia el norte de España y Europa.

chotacabras europeo posado en una rama

Chotacabras europeo de paso por Doñana

Posado en la rama de un taraje, permanecía completamente inmóvil y perfectamente camuflado. Durante el día los chotacabras chacen en silencio en el suelo, pasando desapercibidos gracias a su plumaje; con sus aspecto de trozo de palo cubierto de líquenes o trozo de corteza, son siempre muy difíciles de detectar.

chotacabras europeo posado en una rama

Detalle de la cabeza del chotacabras europeo

Los machos de chotacabras cuellirrojo llegan primero para tomar posesión de los mejores territorios. Cuando llegan las hembras las cortejan con un potente, repetitivo y característico canto (kotoc – kotoc – kotoc …) que emiten desde sus posaderos en las ramas de árboles en bordes de bosques y dehesas. A veces se puede incluso montar el telescopio y esperar su llegada al mismo punto exacto de una rama en concreto de un árbol en particular y observar como dos manchas blancas aparecen en el plumaje de su garganta al inflarse al ritmo de la notas que emite. Los cortejos también incluyen preciosos vuelos acrobáticos donde se exhiben sus manchas alares blancas, acompañados por un sonido producido por el entrechocar de sus alas.

chotacabras cuellirrojo posado sobre el suelo desnudo

Chotacabras cuellirrojo durante la noche

No construyen nidos, ponen un par de huevos sobre el terreno desnudo, que son atendidos principalmente por la hembra. Se alimentan de insectos que cazan en vuelo o directamente sobre el suelo. No es raro observarlos alimentándose de noche alrededor de farolas en núcleos urbanos o cruzarnos con ellos mientras conducimos de noche.

Nuestras felicitaciones al grupo de investigación conjunto de Universidad de Huelva y Estación Biológica de Doñana, que llevan ya varios años ampliando nuestro conocimiento de estas especies. Aquí podéis seguir sus publicaciones y avances en la investigación.

About José Antonio Sánchez Iglesias

José Antonio Sánchez se licenció en Biología por la Universidad de Sevilla en 1985. Más tarde, durante varios años, se dedicó a organizar y guiar rutas de senderismo y naturaleza ...

Todavía no hay comentarios.

Deja un comentario

Comentario


btt