Showing Doñana since 1990

services

Ciervo en el herbazal seco con una garbilla posada encima

Doñana después del fuego

Por José Antonio Sánchez Iglesias

Publicado en ,

A finales de junio, un incendio provocado por accidente en una compañía local de carbón, alimentado por fuertes vientos y altas temperaturas, destruyeron alrededor de 8.500 en Doñana, 6.500 de los cuales pertenecían al Espacio Natural de Doñana. El Parque Nacional de Doñana no se vió afectado, pero algunas zonas de alto valor natural dentro del Parque Natural fueron arrasadas por las llamas. Nuestro area de trabajo en los bosques y marisma en el norte del Parque Nacional no han sido dañadas por lo que hemos mantenido en funcionamiento nuestras excursiones en 4×4 a Doñana como de costumbre. Ya hemos comenzado a trabajar en la restauración de la zona con el apoyo de las administraciones nacionales y locales.

Pero Doñana continúa hacia delante y puede que incluso se haga mejor y más fuerte en el futuro si conseguimos aprovechar la oportunidad que se nos brinda de hacer una restauración más ecológicamente sostenible y viable de la zona afectada. En la mayoría de Doñana la vida progresa y se abre paso en un duro y caluroso verano como de costumbre. Nuestro impresionante lince ibérico continúa cuidando de sus crías en nuestros bosques y nosotros seguimos disfrutando de su avistamiento algunos días si tenemos suerte. Nuestras elegantes águilas calzadas siguen disfrutando del sol temprano de la mañana desde su posadero habitual y todavía los vemos haciéndolo durante nuestras excursiones. Los alcaudones comunes todavía se alimentan activamente de pequeños insectos y nos miran cuando pasamos de largo. Y nuestras familias de perdices rojas se alimentan tranquilamente en nuestras praderas sin darse cuenta del desastre que no estuvo lejos de llegar a ellas.

 

Las familias de abubillas continúan explorando juntos los bosques de pino de manera que podemos encontrarnos fácilmente con 4 o 5 de ellos juntos. Los martines pescadores siguen aprovechando las aguas poco profundas bajo el puente Ajolí como de costumbre en esta época del año y obtienen capturas fáciles desde su posadero sobre cables o ramas estratégicamente ubicadas por encima del agua. Las hembras de ciervo no han dejado de encontrar los mejores puntos de alimentación en el bosque para sus cervatillos.

 

En el bosque de alcornoques, los jóvenes milanos negros han dejado el nido como lo hacen normalmente en verano y practican en grupo técnicas de caza, como se supone que deberían estar haciendo ahora. Las cigüeñas jóvenes han hecho lo mismo y, ajenos al evento no deseado como están, no esperan ya más comida de sus padres y deben buscarlas por sí mismos, como siempre sucede en esta época del año. Las últimas flores amarillas de nuestros jaguarzos (halimmium halimifolium) y las púrpuras de la espuela de caballero (delphinium gracile) todavía ponen una nota de color en el matorral como de costumbre en julio.

 

En las Marismas de Hinojos, las cogujadas y terreras, las cigüeñas, los cuervos, las currucas tomilleras y los milanos negros todavía están tratando de encontrar la manera de sobrevivir al duro verano, como cada año, y pequeños grupos de arcillas y garcetas comparten las últimas charcas de agua con las cigüeñas blancas, igual que hacen cada año cuando las marismas se secan. Las yeguas marismeñas también exigen un lugar alrededor de las últimas manchas verdes en las llanuras agrietadas y prevén un tiempo todavía aún más difícil en breve. Las canasteras también lo pasan mal cuando las condiciones se hacen difíciles.

 

A pesar del desafortunado incidente que ocurrió a pocos kilómetros de aquí, la naturaleza sigue fuerte y vigorosa alrededor de Caño Guadiamar y todavía hay miles de aves que alimentan a sus pollos en las colonias de cría repartidas por toda esta vía acuática. Los moritos en grandes formaciones en V, garcillas bueyeras y garcetas comunes, garzas imperiales, garcillas cangrejeras y martinetes vuelan arriba y abajo del último oasis de vida en las marismas del norte para asistir a sus crías, casi listas para dejar el nido. Muchos somormujas y fechas siguen alimentando a sus crecidos polluelos  en aguas abiertas, como de costumbre en esta época del año, mientras que los pollos del calamón se mantienen ocultos entre los juncos y son alimentados por sus coloridos padres.

Calamón entre los juncos

Calamón

 

Jóvenes golondrinas y aviones zapadores todavía se reúnen en grupos y se posan en las vallas sobre el agua para descansar y esperar a que sus padres vengan a alimentarlos. Los avetorillos siguen volando a través de los juncos con el alimento en sus picos para desaparecer entre las cañas como venían haciendo durante las últimas semanas. Los carniceros tordales todavía cantan activamente desde las cañas, y en la colonia de cernícalos primicias cercana los jóvenes están comenzando a explorar el entorno vigilados desde su habitual posadero en el poste eléctrico cercano por una de nuestras águilas culebreras.

 

La naturaleza de Doñana ha sido perturbada pero sigue ofreciendo una gran experiencia al aire libre a aquellos que planean visitarnos este verano. Ven a disfrutar de Doñana con nosotros.

About José Antonio Sánchez Iglesias

José Antonio Sánchez se licenció en Biología por la Universidad de Sevilla en 1985. Más tarde, durante varios años, se dedicó a organizar y guiar rutas de senderismo y naturaleza ...

Todavía no hay comentarios.

Deja un comentario

Comentario


btt