Showing Doñana since 1990

services

Squacco heron in full breeding plumage

Espectacular primavera tardía

Por José Antonio Sánchez Iglesias

Publicado en ,

Las altas temperaturas propias del final de la primavera a finales de Mayo han traído cambios rápidos a Doñana. En los Pinares de Coto del Rey que atraviesa la Raya Real, los ruiseñores continúan cantando con ímpetu junto al Puente del Ajolí y bajo las copas de los árboles se ha perdido el verde brillante de semanas anteriores, aunque las densas praderas de amarillentas gramíneas continúan embelleciendo los bordes de los caminos. Grandes lirios azules y preciosos ramilletes de gladiolos silvestres destacan entre las flores de esta primavera tardía, acompañados de las últimas matas de flores azules de la anchusa calcarea y el echium plantagineum y las de la armeria gaditana con sus clavellinas de flores rosas.

 

Las perdices ya corretean seguidas por sus pollos recién nacidos y las ciervas se esconden en lo más frondoso, alejadas del grupo, a la espera de que llegue el momento de parir a sus cervatillos. Chochines, verdecillos, jilgueros, pinzones, verderones, agateadores, currucas cabecinegras, carboneros y herrerillos continúan colaborando para componer una preciosa banda sonora mientras atravesamos el bosque. Adormilados milanos negros toman el sol de la mañana sobre una rama de un fresno y exóticas abubillas buscan su desayuno hurgando con sus largos picos en algún agujero en la arena.

 

En el Alcornocal de Matasgordas, algunos árboles muestran los daños causados por la lluvia y el fuerte viento de principios de mes, con ramas desgarradas que permanecen tumbadas como testigos mudos del temporal. Una culebra viperina aprovecha también los primeros rayos del sol que calientan el suelo y yace inmóvil como posando para la foto. La pareja de cigüeñas que perdió su nido no se han desanimado por ello y se han puesto manos a la obra para construir uno nuevo y retomar las tareas de cría. Milanos negros y águilas calzadas se elevan sobre los cielos de la vera en busca de alguna presa descuidada, mientras los alcaudones reales y cernícalos los vigilan desde sus posaderos.

 

Al entrar en la Marisma de Hinojos es fácil apreciar que el tamaño de la lámina de agua ha disminuido, pero todavía quedan grandes extensiones inundadas donde cigüeñuelas, avocetas  y avefrías se sientan sobre sus nidos para incubar sus huevos. Grandes bandos de fumareles cariblancos, moritos y garcetas buscan su alimento entre la vegetación de castañuela que poco a poco oculta el agua y forma un tapiz verde que le da a la marisma su característico color primaveral. Cogujadas, terreras, calandrias, lavanderas boyeras y trigueros continúan alimentando a los pollos más tardíos, aunque la mayoría de ellos ya vuelan con sus padres, complicandonos a veces las tareas de identificación.

 

En el Caño Guadiamar, sus aguas más profundas atraen a porrones, fochas, somormujos, zampullines y a veces otras especies de patos más escasos como la malvasía cabeciblanca, la cerceta carretona o el porrón pardo. Los carriceros tordales cantan incansables desde sus posaderos, mientras los más esquivos carriceros comunes lo hacen desde sus escondite entre las eneas y carrizos. Garzas imperiales, garcillas cangrejeras se alimentan en las aguas poco profundas de las márgenes y los pequeños avetorillos cantan ocultos en los tarajes, con un poco de suerte se puede ver a alguno volar para esconderse de nuevo.

 

Junto al Centro de Visitantes de José Antonio Valverde, el número de moritos, garzas imperiales, garcetas, garcillas bueyeras, garcillas cangrejeras y martinetes continúa creciendo en la colonia de cría. Los calamones, fochas,  gallinetas y zampullines crían también entre las eneas. Camino del Lucio del Lobo no es raro encontrarse con varias águilas culebreras posadas sobre los postes y cables de la línea eléctrica. Pasada la colonia de cernícalos primillas de la abandonada Casa de Caracoles nos encontramos con la sorprendente imagen de la caja nido de cernícalos comunes rodeada por las aguas del inundado Caño Travieso.

 

Todavía durante varias semanas podremos disfrutar de las escenas de marisma inundada y aves en reproducción que la primavera nos trae a Doñana cada año. Ven a verlas.

About José Antonio Sánchez Iglesias

José Antonio Sánchez se licenció en Biología por la Universidad de Sevilla en 1985. Más tarde, durante varios años, se dedicó a organizar y guiar rutas de senderismo y naturaleza ...

Todavía no hay comentarios.

Deja un comentario

Comentario


btt