Showing Doñana since 1990

services

Lluvias de otoño en Doñana

Por Lucía Lozano Villarán

Publicado en

Ya cayeron las primeras lluvias, y ya comenzaron a llegar los primeros bandos de patos a Doñana. Hoy incluso me pareció ver en la lejanía un bando de unos 50 Ánsares Comunes, estaban demasiado lejos para estar seguro, pero en la distancia me pareció identificar el inconfundible batido de alas pesado de estos grandes viajeros.
Estas primeras tormentas del recién entrado otoño no han sido suficientes para cambiar apreciablemente el reseco estado de las marismas, pero al coincidir en el tiempo con el comienzo de la preparación de los campos de fresa en los alrededores del Rocío ha provocado que el Caño Marín, que discurre al este del pueblo y desemboca a la Madre de las Marismas, comience a correr de nuevo. El resultado es que la llanura situada al sur del pueblo se ha encharcado de nuevo atrayendo a multitud de limícolas, garzas, flamencos y algunos patos.
En los alcornocales de Matasgordas los ciervos ya prácticamente no se dejan oír, aunque se sigue viendo a algunos machos acompañando a sus harenes de hembras. En grupos mixtos todavía se les puede observar con facilidad en las ya frescas mañanas de otoño, cuando todavía no se ha levantado el sol para eliminar la húmeda capa de neblina que se acumula bajo las copas de los grandes árboles. Las todavía pequeñas bellotas ya los atraen a diario con idea de recuperar las energías perdidas por el largo y duro verano y por las agotadoras tareas reproductivas del pasado mes. Es impresionante verles elevar sus pesados cuerpos sobre sus patas traseras para alcanzar a duras penas los frutos más bajos; los individuos jóvenes no tendrán más remedio que esperar a que empiecen a caer al suelo para poder disfrutarlas.
En la marisma todo sigue más o menos igual, siguen pasando bastantes Collalbas Grises, la mayoría de los paseriformes pasan bastante desapercibidos durante el paso migratorio, pero esta especie en particular se deja notar fácilmente. Durante todo el mes de Septiembre miles de ellas usan las vallas que bordean los caminos de la Marisma de Hinojos como posaderos y oteaderos para cazar los insectos de los que se alimentan. En el Caño Guadiamar siguen aumentando el número de Agujas Colinegras, Avocetas, Combatientes, Agachadizas, Chorlitejos, Archibebes, Espátulas, Cercetas Comunes y otros patos recién llegados del norte. Durante nuestras paradas en el puente sobre el caño para observar todas estas especies no es raro, si se tiene el oído también atento, alcanzar a ver los pequeños grupos de Gangas Comunes que nos sobrevuelan a baja altura, emitiendo su llamada característica. Desciende sobre las someras aguas cercanas a la orilla y, con un movimiento rápido y entrenado amerizan durante un instante para despegar de nuevo con sus barrigas cargadas de agua. Nos sobrevuelan de nuevo en sentido contrario en dirección a la marisma seca donde las esperan sus sedientos pollos.
En los arrozales de Isla Mayor la recolección ya ha comenzado. Miles de Cigüeñas, Garzas, Garcetas, Moritos, Gaviotas y limícolas se concentran en los campos recién cosechados para alimentarse. Es esta una parte de Doñana que uno no se debería perder en esta época del año. Es uno de los platos fuertes de nuestras excursiones de día completo, especialmente indicadas para personas interesadas a la observación de aves.
Esperamos con grandes expectativas las lluvias de otoño que vuelvan a llenar de agua la marisma y los grandes bandos de Grullas, Ánsares y limícolas que vuelvan a llenar de vida los lucios, vetas y caños de Doñana.

Todavía no hay comentarios.

Deja un comentario

Comentario


btt